ACIDENTES DE TRAFICO Y ALCOHOL

Entre el 30 y el 50 % de los acidentes de trafico estan vinculados con el alcohol

 

El  martes 14/12/2004, se emitió en La Primera de T.V.E. un programa en el que además de otros temas hubo un debate  sobre los accidentes de trafico, y la impunidad con la que se trata a los infractores. En la mesa de debate además del moderador, estaban representados diferentes asociaciones y estamentos implicados, o personas vinculadas al tema: El director de la D.G.T., un jurista, el pte. Del comité nacional del transporte en carretera, la asociación de victimas de Acc. Trafico, un piloto de motociclismo, y curioso pero cierto el secretario Gral. Del comité del vino y el cava, sin embargo siendo el alcohol uno de los temas mas referenciados junto con el exceso de velocidad, no había nadie representando a este sector y con esto me refiero a nadie que entendiese y conociese los efectos que verdaderamente el alcohol puede producir sobre la persona.

Según se dice en el programa y con ello coincide el director de la D.G.T. por lo que quiero pensar que la información es fiable, entre el 30 y el 50 % de los accidentes de trafico están vinculados al alcohol, Esta cifra es escalofriante, y es cierto que hay que buscar una solución, como a las demás, pero por lo que oí durante el debate, ninguno de los tertulianos al hablar del alcohol y la persona que lo consume, sabía muy bien de que estaba hablando,; Se hablo del borracho que mata, y se le tachó de asesino, yo estoy muy de acuerdo en que la persona que conduce bajo los efectos del alcohol y por ello provoca cualquier tipo de daño físico o moral a otro sea sancionado, cuando la consecuencia es de muerte,  coincido en que se juzgue como delito, que se sancione económicamente, y se proceda a una retirada “cautelar” del permiso de conducir, pero no me parece bien, y no estoy de acuerdo en que se afirme con total seguridad y rotundidad que se hace con plena conciencia y conocimiento de causa juzgando este delito como homicidio, o incluso asesinato ya que si algo he aprendido en el tiempo que llevo en la asociación y por mi propia experiencia, es que una persona bajo los efectos del alcohol, no es plenamente consciente de sus actos, por lo que en mi humilde opinión, estos delitos o faltas se deben tratar desde la prevención, no se soluciona el problema de la bebida mezclada con la conducción con la cárcel, y mucho menos con una sanción económica, se pueden prevenir con mucha información, y con sanciones educativas con respecto al alcohol y sus consecuencias, o incluso con la rehabilitación de quien pueda sufrir alcoholismo, y todo ello porqué no, como condena a un delito.

Hemos oído hablar de jueces que castigan los delitos provocados a consecuencia de “los famosos BOTELLONES” haciendo trabajos sociales o de limpieza de los mismos, hemos oído hablar pues de las condenas formativas sanciones de concienciación sobre el problema que crea el delito, ya que de todos es sabido que para depende que delitos la cárcel no es la mejor solución. ¿Porque no aplicar las sanciones constructivas, educativas y de prevención a la conducción alcohólica? Tal vez hay quien piense que mi planteamiento puede ser fruto de no haber sufrido este problema, sin embargo es justo lo contrario, lo he vivido, y además desde ambas orillas, por lo que sé como se siente una victima y un infractor, soy familiar de un enfermo alcohólico, y he sufrido a través de familiares las consecuencias de un accidente de trafico producido por una imprudencia del contrario y es este conocimiento el que me lleva a pensar que la solución no está en la privación de libertad, sino en la educación, y para recibir educación e información no hay que ser un niño de colegio.

Por todo lo anteriormente expuesto, mi planteamiento se basa en  lo siguiente,:

 

Cuando una persona se reitera en una conducción imprudente por alcohol, además de las pertinentes sanciones económicas y si fuese el caso la retirada de carné , aprovechemos el tiempo e impongámosle la asistencia a centros como las asociaciones de alcohólicos para que pueda conocer la problemática de primera mano, las consecuencias del alcohol, las causas y los efectos, intentando de esta forma no solo que no conduzca bajo los efectos del alcohol, sino que sepa como evitarlo, no caigamos en el error de pensar que una persona ebria sabe lo que hace, no es cierto y eso es lo primero que deben saber, como evitar la situación, esto, creo, crearía concienciación social, y conocimiento evitando talvez, no solo la conducción alcohólica, sino la propia enfermedad en un futuro; Poner los medios para que esa sanción se cumpla integra, porque es fácil, solo tienes que escuchar, y creo que sería una buena alternativa.

En el debate se ha hablado de enseñar bien a los conductores antes de darles el permiso, pues bien, vuelvan a utilizarnos como medio de información, ¿cómo? Desde las autoescuelas, al igual que se hace en colegios e institutos con las drogas y el alcohol, en las autoescuelas se pueden organizar charlas para que los futuros conductores conozcan de primera voz los efectos del alcohol, llevándonos esto de vuelta a la prevención, que en estos casos es la mejor solución.

 

Tal vez yo no esté en lo cierto, pero creo sinceramente que sería una buena alternativa.